Un “albur” el comercio en la Calle Amazonas

Después de un 2020 de nulas ventas, los comerciantes de la calle Amazonas, donde se encuentra uno de los principales accesos para el Festival Internacional del Globo (FIG) están en la cuerda floja respecto a si este año habrá o no buenas ventas… aunque no falta quienes tengan esperanza.

Lo cierto es que, a partir de esta semana, la actividad y la algarabía en la zona comienza a crecer, pues el eventos de los globos está a 3 días de empezar.

Las colonias aledañas al Parque Metropolitano se preparan para el Festival Internacional del Globo. Por doquier hay anuncios y avisos para el personal, los pilotos y el público.

Sin embargo, este 2021 no se vive la emoción de los años anteriores, pues la pandemia no deja de mermar en los hogares y los comercios, pese al notable avance de las vacunas. Tan solo el pasado 2020, el Festival se llevó a cabo con varias restricciones, y no fue en el Parque Metropolitano de León.

Ahora, la normalidad vuelve poco a poco… en cuanto a las ventas de los comerciantes en la calle Amazonas, hay quienes tienen esperanzas, quienes las han perdido, y quienes optaron por no arriesgar. Lo cierto es que aquellos tiempos en que las largas filas de automóviles llegaban hasta la entrada del parque y cada hogar era un local de comida, parecen muy lejanos.

Teresa González señala que fue la pionera en convertir su hogar en un negocio de comida durante el Festival Internacional del Globo. Este año sí ofrecerán sus quesadillas, y tienen las mejores expectativas:

“Nosotros empezamos a comprar todos los ingredientes desde el jueves, y nos desmañanamos el viernes para que todo esté listo. Esperamos que las cosas sean mejores, pues en 2020 perdimos muchísimo. Aquel año fue fatal. Tenemos 14 años vendiendo productos y siempre es muy bonito, con clientes de todo el mundo que nos visitan”.