Super borrachos

Dos jóvenes que paseaban en pleno Jardín Unión con un carrito de super mercado lleno de bebidas de contenido alcohólico, fueron detenidos por elementos de la policía municipal por cometer faltas al bando de policía.

Policías preventivos asignados a la vigilancia en la Zona Centro de Guanajuato capital y que también brindaban cobertura al Festival Internacional Cervantino (FIC) tuvieron a la vista al par de jóvenes que tranquilamente paseaban por el primer cuadro de la ciudad.

Los oficiales, al notar el inusual contenido, se acercaron y les pidieron que se detuvieran para revisarlos a ellos y el mobiliario que portaban. Además de no poder acreditar la propiedad del carrito, los jóvenes presentaban un avanzado estado etílico y bebían en la vía pública, por lo que los policías procedieron al arresto.

Tras explicarles que iban a ser arrestados, debido a que en las calles y vialidades de Guanajuato está prohibido consumir bebidas alcohólicas, les pidieron información sobre el carrito que usaban. Uno de los jóvenes aseguró que el carrito se los había prestado un conocido que trabaja en una tienda departamental de esta ciudad y que no estaban enterados que en Guanajuato no se puede beber en la vía pública.

Los muchachos fueron detenidos y trasladados a los separos de la policía municipal para que se aclare la manera que obtuvieron el mobiliario, además que se les sancionó por el consumo de bebidas embriagantes en espacios de uso común.

A ambos se les informó que permanecerían bajo arresto hasta que no se presentara algún familiar a hacer el pago de la multa correspondiente, la cual ascendía a $2,000 pesos, por cada uno de ellos.

De esta manera quedaron arrestados Luis Javier y Eduardo, quienes dijeron ser originarios de la ciudad de Irapuato y quienes fueron dejados en los separos de la policía municipal.