Suda ISSEA la gota gorda por el calor

El Instituto de Servicios de Salud del Estado ha intensificado sus actividades de verificación sanitaria en respuesta a la temporada de calor, informó Faustino Piñón, director de regulación sanitaria. Hasta el momento, se han llevado a cabo 1,316 visitas de verificación, enfocadas principalmente en establecimientos que manejan alimentos y agua.

Piñón detalló que se han realizado 26 suspensiones de servicios debido a la presencia de fauna nociva y condiciones insalubres. Además, se han tomado 1,163 muestras de alimentos y agua, algunas de las cuales han revelado contaminación, lo que ha derivado en la suspensión de servicios.

En cuanto a las plantas purificadoras de agua, se han efectuado 33 visitas, así como 8 a fábricas de hielo y 157 a sistemas de abastecimiento de agua potable. Asimismo, se han llevado a cabo 11 visitas a albercas para verificar la calidad del agua de uso recreativo.

Una de las medidas preventivas incluye la colocación de hisopos de Moore en desagües y drenajes para detectar la presencia de cólera, enfermedad que se agrava durante la temporada de calor. Hasta ahora, se han colocado 132 hisopos, todos con resultados negativos.

«Las altas temperaturas incrementan el riesgo de enfermedades transmitidas por el consumo de agua y alimentos contaminados», advirtió Piñón. Las principales causas de estos problemas son la higiene deficiente, el inadecuado traslado y conservación de alimentos, y fallas en su preparación.

El director de regulación sanitaria recordó a la población la necesidad de lavar las manos antes de comer y de asegurarse de que el agua consumida esté debidamente clorada o purificada, así como verificar que el hielo se elabore con agua segura.

El ISSEA continúa monitoreando los niveles de cloración del agua potable y recomienda consumir agua y hielo purificados. Estas acciones forman parte de los esfuerzos continuos del organismo para proteger la salud de los ciudadanos contra riesgos sanitarios durante la temporada de calor.