Se tardaron en llamar

Horas después de que fueron asesinados a balazos en su propia casa una pareja de comerciantes, los vecinos finalmente se atrevieron a denunciar el hecho corroborado luego por la policía ayer domingo al amanecer.

El doble crimen, cometido por al menos por dos delincuentes, se habría consumado entre las tres y las cuatro de la madrugada del domingo, pero debido al horario y al temor que persiste entre los vecinos de la colonia Rinconada San Javier, fue hasta que amaneció que denunciaron lo sucedido a las autoridades.

Alguna persona salió de su domicilio y al pasar por enfrente de la vivienda de las víctimas vio que la puerta principal había sido derivada, por lo que dio aviso a la policía, que llegó y corroboró la existencia de dos cadáveres al interior de una recámara, con visibles huellas de violencia y disparos de arma de fuego.

Por apreciación de las autoridades locales, fue entre las tres y las cuatro de la mañana cuando llegaron hasta una vivienda de la calle Bautisterio, cercana al cruce con Expiatirio, derivando la puerta principal a patadas.

Ya dentro buscaron a los moradores, extraoficialmente identificados como Abel N, de 38 años de edad, y Martha N, de 30 años, a los que acribillaron en su propia recámara para enseguida escapar con rumbo desconocido. Vecinos anónimos refirieron que la pareja eran comerciantes; sin precisar más detalles acerca de.