San Marcos les quedó a deber

La Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles de Aguascalientes reportó que la pasada edición de la Feria Nacional de San Marcos (FNSM) no cumplió las expectativas en términos de ocupación hotelera. Según el organismo, durante la temporada hubo sólo un incremento del 1 punto porcentual en comparación con el año anterior, pasando de una ocupación diaria de habitaciones del 65% en 2022 al 66% en la edición más reciente.
Los integrantes de la AMHMA informaron que, aunque la temporada de Feria fue buena, no se lograron alcanzar las expectativas del sector. Destacaron que el 66% de ocupación no fue suficiente para hacer frente al incremento del 3% en la tarifa promedio del servicio, así como a los aumentos del 13% en el costo de la electricidad, del 25% en el agua, del 20% en los sueldos y salarios, y del 0.5% en el Impuesto Sobre la Nómina.
Además, denunciaron el aumento en el número de propiedades de Airbnb en el estado, que ofrecieron alojamientos con tarifas desde 300 pesos en adelante. Esto generó una disminución en la demanda de alojamiento formal. Recordaron que esta opción no brinda seguridad, higiene, ni servicio de calidad a los huéspedes, y lo más preocupante es que no pagan el Impuesto Sobre Hospedaje, lo cual afecta los ingresos necesarios para promover a Aguascalientes como destino turístico. Este impuesto, por otro lado, genera una derrama de 20 millones de pesos anuales.
En este sentido, manifestaron que existen diversas áreas de oportunidad para la próxima edición de la Feria Nacional de San Marcos (FNSM) en 2024. Por ello, propusieron promover la marca FNSM2024 a nivel nacional e internacional desde noviembre del presente año, mejorar la seguridad en las carreteras hacia los estados de Zacatecas, Guanajuato, San Luis Potosí y Jalisco, buscar alianzas con aerolíneas para vuelos charter durante esas fechas y crear una plataforma que reúna toda la información sobre el programa de la Feria y permita a los visitantes comprar boletos para los espectáculos que se ofrecerán.