Reconocen su generosidad

Por su generosidad, humanidad y buen corazón en ayudar a Filiberto Estrada Martínez, un hombre solo y enfermo de 80 años de edad, fueron reconocidas con el distintivo “Soy de León”, María Ibarra Rico y María de Jesús Ávalos, quienes son un ejemplo a seguir en la ciudad.

“Todos los días empezados a llevarle comida, lo bañamos, y lo empezamos a curar, porque las condiciones en las que encontramos a Filiberto eran de depresión”, expresó María de Jesús Ávalos.

Filiberto Estrada Martínez es de la colonia Capilla de Alfaro, un hombre de 80 años de edad, quien vivía con su hermana Sanjuana Estrada, juntos se dedicaban a la crianza de borregos, pero al fallecer su hermana hace más de tres años, quedó solo y su salud se volvió precaria, ante ello, comenzaron a cuidarlo.

María de Jesús Ávalos relató que Filiberto tenía muchas heridas en su espalda, perdió la movilidad y era difícil vivir, por eso decidieron ayudarlo y recientemente llamaron al DIF León, para solicitar apoyo y una atención más especializada para Filiberto. De inmediato, la institución se hizo cargo de él, le brindo atención médica y lo trasladó a la Casa de Asistencia “San Pío”.

“Se siente mucha satisfacción ayudar a la gente cuando lo necesita, era muy triste ver a Filiberto y lo primero que pensamos era en ayudarle”, dijo María de Jesús.

Esto representa un ejemplo a seguir por parte de personas de buen corazón para ayudar a quienes más lo necesitan, y transformar de esta manera a las personas con amor, destacaron autoridades al hacer entrega del reconocimiento “Soy de León”.

En realidad, todos podemos hacer la gran diferencia, si hacemos más allá de lo que nos toca, cuando realmente nos abrimos y damos la mano a las demás personas, resaltaron al felicitar a las merecedoras del distintivo, María Ibarra Rico y María de Jesús Ávalos.