Quería pasar droga

Una mujer que fue sorprendida por custodios del Centro de Readaptación Social de León cuando pretendía introducir metanfetamina a ese centro carcelario, aceptó ser sentenciada en procedimiento abreviado; confesó su responsabilidad ante un juez de control de la federación; ahora cumple una pena de cuatro años y medio de prisión y pagará multa al Poder Judicial Federal.

Es una mujer identificada como Maribel N, quien fue detenida en el área de locutorios del CERESO de León cuando se le sorprendió llevando dos envoltorios adheridos a su cintura, que contenían 73 gramos y 600 miligramos de clorhidrato de metanfetamina, informó este martes la Fiscalía General de la República tras de que fuera dictada la sentencia.

Sujeta a proceso penal y en prisión preventiva por delitos contra la salud en la modalidad de posesión de metanfetamina con fines de suministro, Maribel N optó junto con la FGR por poner fin a su proceso de manera adelantada y confesó su responsabilidad en ese delito.

El Ministerio Público adscrito a la delegación Guanajuato fue quien investigó el ilícito y lo llevó ante el sistema de justicia federal obteniendo la vinculación al proceso penal que ahora fue sentenciado. Maribel N debe cumplir cuatro años y seis meses de prisión y pagar una multa de diez mil pesos