Que el taxi no se vuelva un sauna

Óscar Romo Delgado, presidente de las Agrupaciones Unidas del Gremio Taxista, recomienda a los trabajadores del volante mantenerse hidratados ante el incremento de temperaturas, las cuales han alcanzado los 35 grados en la capital.
Con la llegada de la temporada de calor, los taxistas enfrentan desafíos adicionales para mantenerse cómodos y seguros mientras realizan su trabajo. Las altas temperaturas pueden afectar tanto a los conductores como a los pasajeros. No obstante, con algunas precauciones y medidas, es posible mitigar los efectos del calor.

RECOMENDACIONES
• Mantener el vehículo en óptimas condiciones, realizar mantenimiento regular y verificar los niveles de refrigerante para evitar sorpresas desagradables en medio del tráfico.
• Además de llevar consigo una botella de agua, se recomienda usar ropa ligera y transpirable.
• Aplicar protector solar de amplio espectro con un factor de protección alto antes de comenzar la jornada laboral y reaplicar en áreas expuestas al sol.
• Programar pausas periódicas para descansar y refrescarse. Buscar lugares con sombra para estacionar el vehículo.
• No minimizar o ignorar síntomas de golpe de calor, como mareos, debilidad, náuseas o falta de aliento. Si se experimenta alguno de estos síntomas, es importante buscar un lugar fresco y, si es necesario, solicitar asistencia médica.