Presumen Sembrando Vida en COP26

Antonio Baranda
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-México presumió el programa Sembrando Vida en la Conferencia de la ONU sobre el Cambio Climático (COP26), y recicló las acciones que, en materia ambiental, ha enlistado el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

En voz de la Secretaria de Medio Ambiente, María Luisa Albores, afirmó que nuestro País es aliado contra el cambio climático y subrayó que no se trata de construir proyectos de energías limpias con contratos «sucios», sino de poner en el centro a las personas, en particular a las más pobres, y el uso sustentable de los recursos naturales.

«No se trata de pagar para sanar culpas, de construir proyectos de energías limpias con contratos sucios, ni de pagar los daños después de haber contaminado y afectado a toda una población. Hay cosas que no podemos obtener con dinero»; dijo

«Así que la flora y la fauna de nuestro País no debería tener precio porque los dueños somos todas y todos. Nuestro mensaje es claro: puedo considerar a México como aliado contra el cambio climático basados en el respeto y la solidaridad de nuestro pueblo».

Al participar en el Segmento Ministerial de la COP26, la Secretaria Albores afirmó -como ha insistido López Obrador- que Sembrando Vida es el programa de reforestación más importante del mundo.

Expuso que 420 mil sembradores reciben una remuneración por cultivar árboles frutales y maderables en sus parcelas, lo que, aseveró la funcionaria, permite crear soberanía alimentaria, capturar dióxido de carbono y evitar la erosión de los suelos y la sobreexplotación del agua.

«La inversión es de mil 300 millones de dólares anuales; hasta el día de hoy llevamos sembrados 800 millones de árboles, incorporando la educación ambiental en las escuelas para fomentar a las futuras guardianas y guardianes del territorio», agregó.

Albores aseveró que México no permite la práctica de fracking, prohíbe la importación y siembra de maíz transgénico y está limitando el uso de agroquímicos como el caso del glifosato, sustancia activa de herbicidas.

También enlistó acciones periódicamente mencionadas por López Obrador, como dejar de exportar petróleo en 2024 para producir sólo lo necesario para consumo interno, construir un parque de generación eléctrica con paneles solares y modernizar 14 hidroeléctricas.

«Sabemos que la responsabilidad de los países es compartida, pero diferenciada, y no es correcto seguir culpando a los más vulnerables por el cambio climático, por lo que será necesario que algunos países debamos priorizar la adaptación y mantener nuestros esfuerzos para la mitigación», agregó.

«Así como ninguna persona vale más que otra, la adaptación y la mitigación tendrán que encontrar su equilibrio dependiendo del contexto de su país. En estas diferencias, también debemos dejar claro que cuando hablamos de financiamiento, no sólo se trata de garantizar una cantidad suficiente, sino que se deben establecer claramente los mecanismos de acceso y condiciones justas para los países en vías de desarrollo».

Albores además insistió en que todos los países reconozcan e incluyan tres temas dentro de las negociaciones de la COP26: enfoque de género, derechos humanos y reivindicación de pueblos indígenas.

«Son ellos quienes han sabido resguardar y aprovechar sus recursos naturales, ellas y ellos son las guardianas y los guardianes del territorio. Esto nos permitirá fomentar una relación armónica y en equilibrio entre personas y medio ambiente que permita un uso sustentable de los recursos», agregó.

«Es decir, cumplir con el objetivo de conservar produciendo y producir conservando. Nuestro Presidente Andrés Manuel López Obrador acertadamente tiene una frase que aplica en esta ocasión: ‘por el bien de México, primero los pobres’, yo agregaría: ‘por el bien de México, del planeta y de la madre tierra, primero los pobres y las y los olvidados del mundo’».