Piden las autoridades no bajar la guardia

La Secretaría de Salud suma en León 61,601 contagios desde marzo del año pasado, cuando inició la pandemia.

En estos casi 19 meses de contingencia sanitaria, se registran 4, 256 defunciones en esta localidad.

En el devenir de este periodo pandémico, la escalada más alta de contagios se sintió en noviembre del 2020, así como en febrero y septiembre del presente año.

El fin de semana, el Secretario de Salud, Daniel Díaz Martínez, admitió que Guanajuato se encuentra cerca de alcanzar el cromo verde en el semáforo de reactivación económica.

Exhortó, una vez más, a no bajar la guardia en prevención debido a que, de transitar el color verde, no significa que la pandemia haya cedido.

La sana distancia, el uso de cubrebocas, lavado de manos y uso de gel antibacterial persisten como medidas preventivas que no se debe dejar a un lado.

Las autoridades de salud coinciden en señalar que invierno podría ser un periodo de altibajos debido a que las enfermedades respiratorias tienden a aumentar.

El contexto refiere que el pasado miércoles inició la vacunación contra la influenza con prioridad a la población infantil, así como para los adultos mayores y personas con comorbilidad.

Se espera que pronto, la entidad alcance el semáforo verde que significa que se podrán abrir las actividades económicas.

La ciudad de León se apresta a la celebración de eventos masivos como el Festival del Globo, que tendrá una regulación en su aforo y medidas de prevención sanitaria.

Adicional, se encuentra en puerta el Buen Fin que representa un espacio de alta movilidad de peatones que acuden a los distintos centros comerciales que ofertan su mercancía.

En estos espacios, se pide a la población mantener las medidas de prevención para que se puedan lograr condiciones de reactivación.

En la ciudad de León, la movilidad ha sido intensa y se refleja ayer sábado en los andenes y mercados públicos del primer cuadro de la ciudad.

De aquí que la Secretaría de Salud exhorta a no relajar los protocolos pues, de esto depende que efectivamente se transite hacia el color verde.

Los colores del semáforo se rigen en función del número de contagios, así como la ocupación de camas hospitalarias.