Pasajeros del transporte público no bajan la guardia

Las acciones de prevención contra el coronavirus se siguen llevando a cabo en el transporte público de León aunque por momentos y dependiendo de la ruta, mantener la sana distancia es imposible debido a la alta demanda de pasajeros.

Este diario estuvo presente en unidades del transporte público de la ciudad, y pudo documentar que la línea 1 y 4, unas de las más demandadas, iban llenas con personas literalmente en la puerta a las plenas 11:30 de la mañana.
Sin embargo la amplia mayoría de los usuarios utiliza su cubrebocas al subirse al transporte público pero sigue habiendo excepciones.

De acuerdo con información de la dirección de movilidad municipal, tan sólo durante este último mes le ha negado el servicio a cerca de 1 mil leoneses que no utilizaban su cubrebocas.
De manera acumulada la dirección de movilidad durante lo que va de la pandemia, le ha negado el servicio a 19 mil 250 usuarios por falta de cubrebocas y más de 8 mil 680 usuarios han sido desabordados de los camiones por omitir esta medida.

Además, se han realizado 410 actas de infracción a operadores por falta de cubrebocas. Mientras que como medida de prevención, se han realizado más de 124 mil 387 acciones de nebulización a unidades del transporte público.

Los protocolos como el uso de alcohol en gel siguen presentes en casi todos los paraderos de la Oruga y en las centrales de transferencia.
Incluso hay días en los que personas está obsequiando alcohol en gel a las personas formadas en las filas.

Este diario pudo documentar en imagen cómo la oruga con matrícula Let-047 de la línea 1 iba completamente llena con personas hasta en la puerta a las 11:30 de la mañana de ayer que iba saliendo de la central de transferencias de Delta.
La línea 4 Let 038, que salió un par de minutos después ya iba con mayor espacio entre cada uno de los pasajeros sin embargo también por momentos se perdía la sana distancia y cuando esta ruta se encontraba a la altura de la Plaza del Zapato de nueva cuenta iba completamente llena.
Eso sí, todas las ventanas del autobús iban abiertas.