‘No me gané la Embajada’

Ma. Elena Sánchez
Agencia Reforma

TORREÓN, Coahuila.- El Gobernador de Coahuila, Miguel Ángel Riquelme, dijo ayer que ya no recibirá nombramiento diplomático por parte del Gobierno federal, luego de que el candidato a sucederlo en el cargo, Manolo Jiménez, ganó los comicios del domingo pasado.
En alusión a los ex Gobernadores priistas que fueron beneficiados con una Embajada, luego de perder las gubernaturas en sus estados, Riquelme hizo comentarios irónicos.
«La Embajada ya no me la gané, ya la perdí, ya no habrá Embajada para mí, ni tampoco voy a vender semitas, ya les había comentado», dijo sonriente al cuestionamiento sobre lo que hará al concluir su sexenio.
«Creo que voy a seguir el rumbo que debe seguir un ex Gobernador, que es guardarse un ratito».
Sin embargo, el Gobernador coahuilense precisó que si la circunstancia y la política le dan la oportunidad de seguir más adelante en la actividad política, será bueno.
«Pero seré respetuoso, muy respetuoso, del Gobierno de Manolo Jiménez. Me queda claro que es alguien formado en las instituciones desde muy joven, alguien que cree en la Constitución y, sobre todo, alguien que cree en el Estado de derecho», expuso.
El político lagunero adelantó que no habrá de generar ninguna expectativa, ni ninguna declaración que altere los resultados en las urnas que han dejado satisfechos a los ciudadanos.
Además de la gubernatura, la alianza PRI-PAN-PRD ganó las 16 diputaciones locales de mayoría.
«Yo, a lo que me toca hacer hasta el 30 de noviembre. Eso sí, buscaré ser responsable en la entrega, que nos permita generar certidumbre a quien quiera invertir en Coahuila o que en estos momentos están definiendo su inversión», señaló.
Para Riquelme, los comicios del domingo pasado transcurrieron con tranquilidad, sin incidentes graves y con una alta participaron ciudadana.
«Los incidentes fueron menores, acudieron libremente los ciudadanos a las casillas, se abrió el 100 por ciento de las casillas, se contó con paz y seguridad», expresó.
Riquelme rechazó señalamientos de candidatos y partidos sobre la actuación de la Policía Estatal.
«Van a haber consecuencias, porque una cosa son los dimes y diretes al calor de una campaña, y otra cosa son acusaciones sin sustento que manchan la imagen de una corporación», dijo.
El Gobernador sostuvo que en Coahuila se le cerró la puerta a la intromisión del crimen organizado.