Invitan a participar de la cultura durante la temporada vacacional

Entre las actividades que se pueden llevar a cabo en temporada vacacional, están las culturales. Salvo los días 25 y 1, el Museo de las Identidades Leonesas estará disponible para que ciudadanos locales y extranjeros conozcan la historia y el impacto social del arte en la ciudad.

Así lo señaló Antonio Alvear, de la Dirección de Fomento Cultural y Patrimonio del Instituto Cultural de León. Expresó que se busca que la sede del museo sea precisamente eso: más museo que ex-cárcel. Verlo, antes que nada, como un centro cultural. Es por eso muy importante conocer la historia del lugar, así como la importancia que ha tenido en León.

En este momento, hay dos exposiciones en pie: una de José R. Mena, quien fue un polifacético ciudadano de León que tuvo un inmenso banco de fotografías de la ciudad, retratando con sumo detalle cómo era la ciudad durante los años cuarenta.

“Entre las fotografías, destaca cómo eran los clubes deportivos, el devenir de la vida cotidiana y los puentes de la ciudad, el cómo pasaba el río en lugares que ya no, los comerciantes haciendo su lucha, etcétera. La exposición es muy enternecedora”.
La semana pasada se inauguró la exposición “Mujeres, Memorias y Poderes”, mostrando momentos de las mujeres guanajuatenses y, desde luego, leonesas que han logrado cosas muy importantes. Ésta, de acuerdo con Alvear, es de tipo más conceptual.

Entre las protagonistas, destaca que el primer maratón de León fue ganado por una niña de 12 años, también se evocan mujeres que convivieron con los Flores Magón. Están ilustradas por José Luis Pescador, quien retrata a todas las mujeres de diferentes épocas.

“La exposición es muy discursiva, pues maneja conceptos que todos debemos de manejar hoy en día, sobre el patriarcado, la vida doméstica y la forma como vemos a las mujeres”, informó Alvear.

NUEVA EXPOSICIÓN
En enero se inaugurará otra exposición titulada “Ojo de Pájaro” sobre fotografía aérea de León de los años treinta a setenta, lo que representa un importante valor histórico, tal como señala Antonio Alvear:

“Hoy en día podemos tomar fotografías aéreas muy fácilmente con drones, pero anteriormente se hacía por gente especializada con avionetas y cámaras enormes”.