Impulsa el Congreso metropolizar el agua

El diputado José de Jesús Altamira Acosta, presidente de la Comisión de Recursos Hidráulicos del Congreso del Estado, anunció la exploración de una iniciativa para la metropolización hídrica, que integraría a los municipios de Aguascalientes, Jesús María y San Francisco de los Romo.
La propuesta surge del impulso a una nueva ley de agua y de la actualización de su reglamento, elaborados en colaboración con el Instituto del Agua, con el respaldo del Gobierno Estatal y la coordinación federal. La metropolización hídrica busca una gestión integrada de los recursos acuáticos que supere las fronteras municipales, promoviendo un uso y una planificación del agua más eficientes.
Esta idea se fundamenta en experiencias previas de coordinación intermunicipal y propone la creación de un ente operativo conjunto para los tres municipios involucrados. Su objetivo es abordar los desafíos actuales en la gestión hídrica, fomentando la colaboración y el aprovechamiento compartido de infraestructuras para el tratamiento y reutilización del agua.
El diputado Altamira Acosta indicó que ya se ha informado a Inagua y se anticipa el apoyo de la gobernadora. No obstante, se evalúan las implicaciones y la factibilidad de dicha coordinación. La iniciativa pretende mejorar el suministro y la calidad del agua para la población, aumentando el porcentaje de aguas tratadas reutilizadas y contribuyendo a la sostenibilidad hídrica de la región.
Este proyecto representa un avance significativo en la identificación de soluciones innovadoras a los problemas de gestión del agua en Aguascalientes y sus municipios adyacentes, ofreciendo un modelo potencial para la gestión metropolitana de recursos hídricos.
Además, se enfoca en la situación de las plantas tratadoras de agua, considerada una prioridad en la nueva legislación. Se señala que muchas de estas instalaciones están fuera de operación o funcionan de manera deficiente. Aunque la administración anterior logró duplicar el índice de reutilización del agua tratada, de un 3% a un 6%, el objetivo es alcanzar una tasa de aprovechamiento cercana al 100%, extendiendo su uso a la industria y la agricultura.