Imparable, el robo a trenes

Raúl Vázquez Valadez, Secretario General de la Sección 2 del Sindicato Ferrocarrilero en Aguascalientes, ha expresado su preocupación por la serie de robos a trenes que afectan la región, un fenómeno que refleja una problemática de alcance nacional y que ha causado alarma tanto en el ámbito sindical como en el gubernamental.
El fenómeno, que impacta principalmente el transporte de mercancías, se mantiene con una incidencia notable. Vázquez Valadez criticó la escasa colaboración de las autoridades locales, destacando que los robos son recurrentes, en particular en los patios de carga del municipio de San Francisco de los Romo, al sur y norte de Aguascalientes.
Ha subrayado que, a pesar de las reiteradas solicitudes de apoyo al sindicato, las respuestas de las autoridades han sido limitadas y tardías, permitiendo así que los responsables evadan la justicia antes de la intervención de las fuerzas de seguridad. Además, señaló que la seguridad ferroviaria actual es insuficiente para proteger de manera efectiva todos los trenes y asegurar la carga.
Ante esta situación, el sindicato ha implementado medidas para salvaguardar a los trabajadores, frente a la escalada de violencia relacionada con estos incidentes. «Estos robos no solo suponen pérdidas materiales significativas para las empresas y la economía local, sino que también amenazan la seguridad física de los empleados ferroviarios», afirmó.
En cuanto al tipo de mercancías que son objeto de robo en Aguascalientes, Vázquez Valadez señaló que los delincuentes no discriminan y aprovechan cualquier oportunidad para saquear los vagones, y van desde vehículos hasta cualquier otro tipo de carga. “Aguascalientes, como punto clave a nivel nacional para el transporte de insumos automotrices, ha sido especialmente afectado por estos robos, que han impactado a empresas como GM, Nissan y Mercedes Benz, entre otras”.