Golpea a su pareja

Un hombre originario del barrio de Presa de Rocha, de Guanajuato Capital, fue detenido por elementos de la Policía de Género.

Esto luego de ser señalado por agredir a su pareja, a quien mandó al hospital, debido a los fuertes golpes que le propino.

Desde el barrio de Tepetapa, la Policía Preventiva recibió en cabina el reporte de parte de la misma mujer, la cual solicitaba auxilio de manera desesperada, debido a que su pareja sentimental la golpeaba en el interior de su domicilio.

El sujeto amenazaba además con causar daño a su familia si era reportado a las autoridades, sólo que la afectada no se intimidó y logró que su petición de apoyo fuera atendida.

De esta manera, los policías llegaron hasta el domicilio que se ubica en el callejón de Tamazuca, sólo que para esos momentos el golpeador ya había escapado del lugar de los hechos.

La víctima presentaba varios golpes en el rostro y cuerpo, donde destacaba una lesión a la altura de la ceja derecha, la cual debido a su profundidad no dejaba de sangrar.

Los paramédicos de la Cruz Roja que llegaron hasta el domicilio la brindaron los primeros auxilios y decidieron trasladarla hasta las instalaciones del Hospital General porque la herida producida por el sujeto requería de ser suturada.

Antes de ser llevada para su atención médica, la mujer les comentó a los oficiales que el sujeto había escapado con dirección al barrio de las Momias y además les dio a conocer las características del agresor para que pudieran arrestarlo.

Los policías de inmediato iniciaron un operativo para dar con el golpeador, al cual lograron ubicar en las cercanías de Pueblito de Rocha, donde fue arrestado, pese a que al ver a la Policía intentó escapar.

El sujeto se identificó como José Luis, de 38 años, el cual dijo vivir en el barrio de Presa de Rocha. De inmediato fue asegurado y transportado hasta las instalaciones de la policía municipal.

El sujeto cuenta con varios ingresos a la Policía por cometer varias faltas administrativas, por lo que de inmediato fue encerrado en los separos municipales.

Sin embargo, a pesar de las agresiones recibidas, la afectada no accedió a interponer una denuncia formal en contra de su agresor ante el Ministerio Público, por lo que sólo permaneció encerrado 36 horas, como si hubiera cometido una falta administrativa.