Genera conflicto vial el contraflujo de camiones en la Miguel Alemán

El contraflujo de circulación de autobuses “orugas”, padrón, convencionales y vehículos particulares, en la céntrica avenida Miguel Alemán, genera un conflicto vial y de riesgo de accidentes (desde leves a mortales) imposible de resolver por las autoridades competentes, hasta ahora.

Los peatones, conductores de autos particulares, comerciantes establecidos, mantienen la esperanza de que haya una solución de parte del gobierno municipal que escucha, atiende a la ciudadanía y planea y hace nuevos proyectos resolutorios.

En las “horas pico” o de mayor circulación vehicular, es cuando más se complica la movilidad en la estrecha avenida Miguel Alemán, no solo por autobuses de las rutas del Sistema Integrado de Transporte, sino por el gran número de taxis, camionetas y carros particulares que pasan por ahí para llegar al Descargue Estrella, al Mercado Aldama, comercios, Centro de Salud, escuelas, bodegas, hoteles, etc.

“Cada vez aumenta más la circulación de vehículos, de personas, además de autobuses del Sistema Integrado de Transporte, que se planeó para meterlo a fuerzas por la angosta calle Miguel Alemán, imposible de dejarla solo para la circulación de los autobuses urbanos, pero así funciona con todo tipo de problemas y congestión vial”, señaló el comerciante Aurelio Muñoz.

La verdad es que no hay solución, ni se le busca alternativas para mejor la movilidad que sea ágil, segura, eficiente y sustentable, como dicen las autoridades; para que no haya tanta congestión de vehículos y de gente, como se ve en los paraderos de autobuses del SIT y en toda la avenida Miguel Alemán, dijo el comerciante Adolfo Morales.