Es Planet Youth, el proyecto más trascendente del sexenio

El gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo afirmó que el proyecto Planet Youth es el más trascendente de todo su sexenio y tal vez su proyecto de vida más importante, porque prometió dar todo cuando tomó protesta, incluso poner en riesgo su vida, con tal de devolver la paz a Guanajuato.

“Hemos estado haciendo un gran esfuerzo con el ejército, la Guardia Nacional, con los policías locales, Policía Estatal, con la Fiscalía, para devolverle la paz a Guanajuato. Sin embargo, creo que tenemos que cerrar la pinza. Por eso es importante para mí este proyecto”, indicó en la inauguración del Congreso Internacional Planet Youth para la prevención de las adicciones.

“Hoy es cuando los necesito a todos, a toda la sociedad de Guanajuato, que haga suyo este plan, por el bien de nuestras niñas, niños y adolescentes, si de verdad queremos cambiar este estado, si de verdad queremos devolverle la paz, necesitamos atender las causas que originan la violencia, la delincuencia, y son las adicciones, el abuso de las drogas legales e ilegales”, enfatizó.

El mandatario, precisó “por eso, desde mi postura como gobernador, este será el proyecto del sexenio que tiene que trascender generaciones y administraciones. Por eso me encanta ver aquí en el público madres religiosas, sacerdotes, scouts, militares, académicos, jóvenes con discapacidad, deportistas, pilotos, toreros, empresarios, campesinos, porque esto es Guanajuato”.

Abundó que todos somos Guanajuato: disminuir las adicciones no es responsabilidad solo del gobierno, del ejército, de los empresarios que tienen dinero, de las autoridades, es responsabilidad de todos, tengamos o no hijos, generar las condiciones para que este plan funcione.

Sinhue indicó que nunca en la historia del país se ha hecho un esfuerzo tan importante por bajar las adicciones, y hoy existe una metodología: unos aliados, un compromiso, tenemos que hacer lo propio.

“Este es el proyecto más importante no solo de mi sexenio, sino tal vez de mi vida, porque quiero heredarle a los guanajuatenses, sobre todo a los niños y a las próximas generaciones, la posibilidad de vivir en un estado en paz, en un país sin violencia, sin adicciones, que estén libres de las adicciones”, enfatizó.

Dijo que la mayor pandemia que hemos vivido, para mí no es la del Covid, es la de las adicciones. La hemos vivido durante décadas a nivel global, no es un problema de Guanajuato, o de México, es de todos los países.

El gobernador expuso que las adicciones son un tema al que se le debe dar  importancia como se le da al Covid, así como se ha hecho una alianza mundial que ha generado vacunas y estrategias para defender a la humanidad del este virus, para acabar con la pandemia de las adicciones.

Celebró que León, Guanajuato, sea el epicentro de este congreso internacional y agradeció a respuesta magnífica de los asistentes, pero que no sea un evento más, sino que todos participen para disminuir las adicciones a las drogas, para alejar a las niñas, niños y jóvenes de las drogas.

Para motivarlos, dio como ejemplo, a unos jóvenes sicarios en León que ejecutan a un vendedor de droga en una colonia y en la persecución en su huida se accidentan, uno de ellos interrogado, comento que estudiaba, trabajaba, inició con consumo de alcohol y drogas, y se enroló con un cartel y echó a perder su vida.

También, en el sur del Estado, un matrimonio adicto, con cuatro hijos, el padre presuntamente enterró al hijo menor en el jardín; otro caso el de un joven conductor ebrio que en León, acabó con la vida de un oficial vial y dejó a niños huérfanos, todo a causa de las adicciones al alcohol y a las drogas.

Se promueve el aumento a sanciones penales a conductores ebrios, se creó la Procuraduría Infantil, se invierte en seguridad pública en armas, helicópteros, 8 mil elementos del ejército y la Guardia Nacional, policías estatales mejor pagados, pero con ello se atiende las consecuencias y no las causas de la violencia, delincuencia, que son el aumento de las adicciones a las drogas, resaltó el Gobernador.