Encarecen gasolinas por pipas

Daniel de la Fuente
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.-La estrategia de la 4T de utilizar pipas en lugar de poliductos para transportar gasolina sale muy cara a los mexicanos.

Expertos estiman que el Gobierno federal estaría pagando hasta 27 veces más en flete de pipas para importarlo que lo que gastaría usando poliductos.

Esto, por supuesto, impacta al precio que paga el consumidor, aseguró César Cadena Cadena, presidente del Cluster Energético de Nuevo León.

«Costaría 2 o 3 centavos transportar cada litro de gasolina en los ductos que están inutilizados casi desde que inició la actual Administración», afirmó, «pero el flete de camión anda ahora en algo así como 80 centavos por litro».

Luis Chavarría, CEO de la consultora energética Kepler Oil and Gas, coincidió en que ésa es una de las razones por las que el precio de la gasolina en México es el doble de lo que cuesta en Estados Unidos, de donde viene el 80 por ciento del combustible que se usa en el País.

«Es el costo de dar abrazos y no balazos al crimen organizado, la política que adoptó el Gobierno federal contra la delincuencia», enfatizó. «Ahora sí ya disparó, pero disparó los precios de las gasolinas en México.

«Por abrazarlos y apapacharlos, los delincuentes siguen haciendo lo que quieren».

El precio de la gasolina en Estados Unidos actualmente equivale a alrededor de 15 pesos mexicanos por litro, señaló Chavarría, pero ese mismo combustible, al transportarlo a México y sumarle los costos impositivos, dispara su precio a un promedio nacional cercano a los 23 pesos por litro.

Ambos especialistas indicaron que el aumento en costos de transporte en pipas o carrotanques de gasolinas termina por transferirse al precio que el consumidor mexicano paga por el combustible.

Chavarría explicó que, por ejemplo, a Monterrey llegaban por el ducto de Brownsville 37 mil barriles diarios de gasolina Premium.

La palabra clave es «llegaban», porque de acuerdo con el consultor, hoy este ducto está en desuso.

Entonces, actualmente toda esa gasolina que se consume en la zona metropolitana de Monterrey llega por pipas o ferrocarril.

Chavarría estimó que todos los días llegan a Monterrey 100 pipas cargadas de combustible.

Cadena calculó que el consumo mensual de gasolina en Nuevo León es de 300 millones de litros al mes, y cerca de la mitad -unos 150 millones de litros- son de importación.

«Transportar la gasolina en pipas», explicó, «genera un costo mínimo de 120 millones de pesos mensuales para la zona metropolitana de Monterrey».