En un embudo se convirtió la JLCA

La desaparición de las Juntas Locales de Conciliación y Arbitraje, contempladas dentro de las modificaciones a la Ley Federal del Trabajo, para darle paso a los Centros Federales de Conciliación y Registro bajo la tutela del Poder Judicial, ha ocasionado dificultades para la conclusión de juicios en la materia.

El presidente de la Comisión Laboral de la Coparmex Aguascalientes, Juventino Romero de la Torre, precisó que la principal problemática se origina ante la falta de personal que existe actualmente en Tribunales Federales y juntas locales, plazas que no han sido cubiertas y que por consecuencia han implicado un rezago en demandas laborales.

De acuerdo al experto en el tema laboral, la Junta de Conciliación y Arbitraje Local, dejó una cantidad importante de juicios laborales, que tardarían de acuerdo a sus estimaciones hasta cinco años en ser agotados.

Otra de las problemáticas a las que se enfrentan trabajadores inconformes y sus ex patrones, es la referente a las audiencias que tardan en ser atendidas entre cuatro a cinco meses.

Mientras que la falta de capacitación para jueces y personal del Poder Judicial del Estado, también ha ido trabando el desahogo de los asuntos atendidos. Sin embargo, Romero de la Torre, dijo que hay gran expectativa de que el Centro Federal de Conciliación pueda ir destrabando los asuntos pendientes conforme avance el tiempo.

“Se ha complicado el sistema jurídico que no pasa por una de sus mejores etapas de la historia. Que terminen a la brevedad los conflictos laborales que se tienen de otros años, aunque sabemos que es difícil por la falta de personal”, concluyó.