En riesgo, la producción de maíz y frijol

Los productores de maíz y frijol en tierras de temporal están viviendo momentos de incertidumbre ante la falta de lluvias en la región. Carlos Estrada Valdez, delegado de la Confederación Nacional Campesina, expresó su preocupación por la sequía que amenaza con afectar gravemente los cultivos y la economía local.
«La situación es crítica. No hay lluvias y el calor es muy fuerte, muy intenso. Esperamos que nuestras plegarias sean escuchadas y que llueva lo más pronto posible», comentó. Señaló que las primeras lluvias que se han presentado en Cosío han sido insuficientes, aunque muestran un leve cambio en el clima. «Estamos en plena temporada de lluvias, pero aún no se han dado como esperamos. Si las lluvias no llegan, sufriremos las mismas consecuencias que en años anteriores, cuando la falta de agua impidió la siembra del temporal», agregó.
La sequía no sólo afecta los cultivos de maíz y frijol, sino que también repercute en la cría de ganado, una actividad fundamental para los campesinos de la región. «Muchos campesinos han tenido que vender su ganado debido a la falta de alimento. Esto es preocupante porque el trabajo de traspatio, como engordar un marranito o un becerro, es esencial para su subsistencia», explicó Estrada Valdez.
El delegado destacó la importancia del agua de lluvia para los cultivos. «El agua de lluvia es fundamental para todos los cultivos. No es lo mismo que el agua que se bombea de los pozos profundos. La lluvia proporciona una oxigenación y limpieza natural que beneficia a todas las plantas», señaló. Además, destacó que la vegetación natural, como la hierba en los caminos y praderas, también depende de la lluvia, lo que a su vez afecta la alimentación del ganado.
Particularmente en Aguascalientes, el maíz es uno de los cultivos más importantes y sensibles a la disponibilidad de agua.