Durante el año 2021 decomisaron más de 4,000 litros del alcohol

Durante el año 2021, la Dirección de Fiscalización y Control aplicó diversos operativos en los que logró decomisar más de 4,000 litros del alcohol, que estaban listos para ser vendidos en locales y establecimientos que no contaban con permisos y autorizaciones.

El titular de esta instancia municipal, Alejandro Barbarino Sosa explicó que esta cantidad de bebidas, en diversas presentaciones se lograron retirar de diversos negocios de la zona urbana y rural, luego de los reportes de vecinos.

Los decomisos procedieron porque los citados lugares no contaban con los permisos y autorizaciones para su venta y expendio, además que muchos de ellos funcionaban como tiendas de abarrotes y misceláneas.

Señaló que hasta el pasado 15 de diciembre se habían llevado a cabo 8,774 visitas de inspección a sitios con reporte de venta de bebidas de contenido alcohólico y que en la mayoría de los casos no tenían permisos.

Durante esas visitas se aplicaron 61 infracciones, especialmente por la falta de permisos, venta fuera del horario permitido y, en algunos casos, venta a menores de edad.

“Hay una parte de la zona sur donde hemos detectado la mayor cantidad de casos, en las zonas rurales de Cuevas y San José de Llanos, de donde de manera frecuente recibimos reportes”, dijo.

Además de las 61 infracciones aplicadas, se procedió aplicar 38 clausuras a igual cantidad de negocios y establecimientos, de donde se lograron decomisar más de 4 mil litros de bebidas de contenido alcohólico.

El funcionario precisó que la mayor parte de los establecimientos sancionados fueron visitados de manera previa y se les hizo saber la falta en que incurrían, pero no atendieron las indicaciones que se les dieron.

Apuntó que han detectado zonas como Cuevas, el Tinaco, San José de Llanos y Cañada de Bustos donde es una práctica la venta de bebidas de contenido alcohólico de manera clandestina.

El director de Fiscalización y Control expresó que los operativos y las sanciones van  a continuar, con la finalidad de ejercer un mejor control y tratar de evitar las situaciones de inseguridad y violencia que se presentan por la ingesta inmoderada de este tipo de productos.