Discapacitados no fueron prioridad en la pandemia

Aún falta mayor inclusión para las personas con discapacidad pues, por ejemplo, en la pandemia no fueron prioridad para poderse vacunar contra covid-19.

Irma Rizo Orozco, presidenta de la Red IFADI (Instituciones a favor de la discapacidad) declaró en entrevista con este diario que esta pandemia “nos paró en seco” y no hubo ningún sector que no fuera afectado.

En León, según datos del DIF municipal hay cerca de 1 millón 700 mil habitantes de los cuales el 5% padece una discapacidad.

Durante la pandemia las personas con discapacidad estuvieron enclaustrados y un poco olvidados; “Hubo vacunas para este, para este, para este y bueno un sector que debió de, para mi punto de vista, ser vacunado el sector de discapacidad”

Este sector estuvo muchos meses viendo pasar la vida tras una ventana, tras una puerta o quizá en una habitación pero incluso aún hay algo de miedo en medio de esta pandemia.

La presidenta reconoció que el que tiene posibilidades le proporciona a las personas con discapacidad mecanismos diversos de entretenimiento, pero los que no, están tras una ventana viendo pasar su vida.

Regresar y ser parte de esta nueva normalidad a las personas con discapacidad les está costando pues se topan con el miedo de los padres de familia ate el riesgo del contagio.

Además los que son alumnos, a veces se topan con estructurar y modelos educativos que no están en las mejores condiciones.

“Si les está costando trabajo, no han vuelto del todo todos, es un caminar lento pero creo que lo vamos a lograr poco a poco”.

Ante la inclusión que buscan generar como los accesos universales con rampa o las líneas amarillas que se colocaron en el centro histórico de León, la presidenta de la red IFADI señaló que no hay que menospreciar los intentos que se hacen pues es un primer paso pero para lograr una inclusión total hace falta mucho más

Puso de ejemplo un estacionamiento en el que las personas no respetan el lugar exclusivo para discapacitados.

El objetivo de la RED IFADI es hacer conciencia en la sociedad para visualizar la discapacidad no por morbo sino como un sector de la población que necesita apoyo, comprender las diferencias pero de ella generar empatía.

Trabajar en equipo, sociedad, gobierno y las asociaciones es la meta para poder darles la justicia social que merecen las personas con discapacidad.