Difieren transportistas sobre corrupción en Guanajuato

El presidente de la Cámara Nacional del Autotransporte en el Estado, Enrique González, negó que Guanajuato sea un estado con altos índices de corrupción como lo denunció el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

“Yo difiero honestamente con el Presidente de la República que en Guanajuato exista corrupción; más bien, existe continuidad y trabajo, obviamente hay áreas de oportunidad por mejorar, tenemos que enfocarnos en ellas. Existen inversionistas en energías limpias que han llegado a Guanajuato, no es en balde que volteen los inversionistas extranjeros a nuestro estado”. “Guanajuato genera admiración y envidia porque, de alguna manera, en los últimos 30 años, de ser un estado meramente agrícola cambiamos a ser un estado industrial, de manufactura, en el que la logística y la movilidad ha tomado una relevancia importante”. “Yo siento que las críticas que se han recibido son mal fundamentadas, los temas de inseguridad que se hacen sobre el estado de Guanajuato, cuando se comparan con otras entidades, no son tan graves; creo que hay problemas serios en Guanajuato que se pueden atender puntualmente, todavía con medidas preventivas y correctivas”.

Sobre la carencia de choferes de tráileres en la industrial del autotransporte, el empresario señaló que existe una carencia de operadores en el estado y en todo el país de 250,000 trabajadores del volante. Dijo que en la frontera se están llevando a Estados Unidos a los operadores mexicanos, lo que está agravando la carencia de choferes en dicha zona.

Explicó que en Guanajuato se está soportando esta carencia de operadores de tráileres gracias a los cursos de capacitación que se están realizando junto con el gobierno del estado a través del IECA.

“Tenemos 11 años trabajando con el IECA para profesionalizar a la gente, la Secretaría de Desarrollo Económico nos da becas para capacitar choferes de camionetas de reparto y volverlos choferes de tractocamiones de carretera, con mujeres operadores; ahora buscamos capacitar gente de San Felipe y Xichú, donde no hay grandes posibilidades de empleo, eso será relevante para nosotros”. Concluyó que, por el momento, la carencia de operadores en el estado no es tan severa por acudir a trabajar a los Estados Unidos, pero aceptan que el fenómeno les afectará en breve tiempo, por la gran demanda de operadores en la frontera.