Dejan sin protocolo males catastróficos

La repentina desaparición de varias normas oficiales relacionadas con el área de la salud, implementada por el Gobierno Federal a través de la Subsecretaría de Salud, preocupa al gremio médico. Estas normas brindaban guías prácticas para el manejo de enfermedades que han sido fundamentales para unificar los procesos de diagnóstico, estudio y tratamiento en diversos contextos clínicos, afirmó Guillermo Llamas Esperón, presidente del Colegio de Médicos Cirujanos.

El especialista explicó que las Normas Oficiales Mexicanas son el resultado del trabajo de grupos de expertos en cada área de especialización, quienes se reúnen, discuten, analizan y redactan estas guías con el objetivo de estandarizar el manejo de enfermedades.

Sin embargo, lo que ha generado desconcierto en el gremio médico es la decisión de eliminar de forma abrupta 35 normas oficiales para el manejo de enfermedades como el cáncer de mama, cáncer cervicouterino, obesidad, diabetes, hipertensión, cáncer de próstata y osteoporosis.

Esta medida ha llevado a cuestionar las intenciones detrás de esta acción y ha despertado sospechas sobre posibles motivaciones ocultas. Por ello, planteó la incógnita de por qué las autoridades de salud no optaron por actualizar las normas existentes o emitir nuevas guías en su lugar.

Afirmó que las normas oficiales desempeñan un papel fundamental en la atención médica, ya que establecen los estándares mínimos de calidad y los procedimientos que deben seguirse para brindar un tratamiento adecuado. “Si estas normas desaparecen, se corre el riesgo de que los médicos no sigan los protocolos necesarios, lo cual podría resultar en un manejo inadecuado de las enfermedades”.

Señaló que la eliminación de estas normas podría llevar a una disminución en la demanda de ciertos tratamientos por parte de la población, lo cual es especialmente preocupante en el contexto actual en el que se han reportado problemas con los suministros de quimioterapias, radioterapias y otros tratamientos contra el cáncer.

Aunque los médicos en México también se basan en guías internacionales de manejo de enfermedades, Llamas Esperón destacó la importancia de contar con normas propias que se ajusten a la realidad del país.