Dan segunda oportunidad a cachorrito abandonado

Manolo es un cachorro de un año y medio que fue rescatado de un baldío hace meses y hoy la vida le ha dado una segunda oportunidad, pues fue adoptado por una familia.

Él al ser rescatado estuvo viviendo en el albergue de perritos de San Juan de Abajo y después de que le cortaran todo su cabello debido a que estaba completamente lleno de hierbas (parecidas a diminutas espinas que se pegan y clavan en la ropa de las personas y que generan mucha comezón), ayer fue adoptado por una nueva familia.

Esto, en el adoptó que se llevó a cabo en el Parque Panorama que inició cerca de las 10:30 de la mañana y terminó a las 3:30 de la tarde de ayer.
Manolo fue uno de los 38 perritos que pudieron encontrar un nuevo hogar, que se fueron “moviendo la colita de alegría” al encontrar una nueva familia que les pueda brindar seguridad, tiempo y cariño.

En entrevista con este diario, Vanessa Torres, una de las responsables del albergue de perritos y del adoptó declaró que, desde que inició la pandemia, el adoptó llevado a cabo el día de ayer ha sido el que mejor resultados tuvo pues de cerca de 40 mascotas que exhibieron, sólo 2 no encontraron un hogar.

Durante el año pasado y este 2021 que está por concluir el abandono de mascotas incrementó en toda la ciudad y por el contrario las adopciones habían disminuido considerablemente.
Durante el transcurso de este adoptó, llegaron diversas familias y personas buscando una mascota sin embargo también hubo en menos un par de casos de personas que en lugar de adoptar llevaron perritos que acababan de rescatar o que ya no podían seguir manteniendo.

A todas las personas que acudían a adoptar se les brindaba una pequeña charla sobre la importancia y responsabilidad qué significa tener una mascota pues es un integrante más de la familia que merece tiempo, dedicación, cariño, poder ser llevado al veterinario y estabilidad en su alimentación por ejemplo.
Además la mayoría de los perros que se daban en adopción ya estaban esterilizados a excepción de los cachorritos.

Con este tipo de actividades los rescatistas siguen tratando de combatir las presuntas ventas de perros que se hacían en Parque Panorama, y haciendo el llamado a la ciudadanía a que adopten y no compren.