Dan palo al Código Urbano

El Tercer Tribunal Colegiado del Trigésimo Circuito ordenó al Congreso del Estado revertir las reformas al Código Urbano que permitían a las inmobiliarias reducir los parques y espacios públicos. Esta sentencia se deriva de un amparo presentado por la organización Conversa Sur el pasado 20 de enero de 2023, que buscaba garantizar los derechos medioambientales de la población.

La controversia comenzó a finales de 2022 cuando el Congreso de Aguascalientes aprobó un nuevo Código Urbano que disminuía de 15 al 12% el terreno que los desarrolladores inmobiliarios deben donar en cada nuevo fraccionamiento o conjunto habitacional. Además, permitió que hasta el 100% de estas donaciones pudieran ser destinadas a equipamiento urbano e infraestructura pública en lugar de áreas verdes, especialmente en el caso de los condominios verticales.

Conversa Sur, una organización dedicada a la defensa del medio ambiente y los espacios públicos, presentó un amparo argumentando que estas reformas violaban el derecho de la población a un medio ambiente sano. El tribunal federal respaldó esta postura, concluyendo que la reducción de áreas verdes y espacios públicos ponía en riesgo la calidad de vida y los derechos ambientales de los ciudadanos.

El fallo del tribunal subrayó que el Congreso no demostró que las reformas eran una medida necesaria, proporcional e idónea que no afectara el derecho colectivo a un ambiente sano. Reafirmó que la conservación de las áreas de donación es esencial para la oxigenación y refrescamiento del ambiente, entre otros beneficios. Además, se destacó el principio del «mínimo vital en materia ambiental», que obliga al Estado a garantizar que los ciudadanos tengan acceso a un entorno saludable y sustentable.

Actualmente, Conversa Sur sigue en la lucha, pues aún está en trámite otro amparo contra las reformas al Código Urbano, esta vez enfocado en la exclusión de la sociedad civil en los mecanismos de participación.

En la resolución de amparo otorgada a la asociación civil Conversa Sur, determinó la inaplicación de los artículos 303, fracción IV y 334 fracciones II y III, del Código Urbano del Estado de Aguascalientes, y aplicar los porcentajes de donación previstos en el código anterior.