Dan bienvenida a Donovan

El Aeropuerto Internacional de Guanajuato se convirtió en una verdadera fiesta de bienvenida, pues fue a las 2:40 de la tarde que aterrizó el vuelo del incuestionable orgullo del patinaje sobre hielo en México: Donovan Carrillo.

Después de una ardua competición así como un largo viaje, el joven talento del patinaje piso el suelo guanajuatense, arrancando porras, gritos de hurra, aplausos y emotivos recibimientos de toda la gente que lo conocía. Hubo mariachis tocando canciones típicas mexicanas, personas portando gorras con el escudo olímpico, también banderas tricolores ondeando en el cielo donde partían los aviones.

Vestido con unos pants color rojo, Carrillo expresó en entrevista:
“Mucha alegría, estoy muy contento de compartir en León la experiencia de haber estado en Beijing, ver a tantas personas que quiero: a mi familia, por supuesto. Sin duda alguna, esperemos que todo esto aporte para que mi deporte pueda tener más visión y más crecimiento. Muchas gracias a todos los que han estado conmigo, no solamente en este momento, sino en toda parte del proceso”.

Con respecto a lo que siente al regresar a la pista donde se formó como patinador olímpico, el talentoso patinador fue concreto y objetivo, pero también vislumbró hacia el futuro:
“El trabajo sigue estando allí. Tenemos metas y tenemos proyectos, vamos a seguir dando lo mejor para irnos superando, para ir creciendo y aspirando, por qué no, a mejores resultados”.

Donovan Carrillo reconoció sentirse motivado al igual que muy emocionado. Esperando “cosas muy padres para el 2026, me emociono mucho”.
Sobre el apoyo que le han ofrecido los gobernadores tanto de Jalisco como Guanajuato, se mostró optimista y esperanzado:
“Para lo que tenemos en mente, va a hacer falta mucha ayuda, mucha preparación, y tomarle la palabra a ambos gobernadores, buscando una buena alianza entre ambos estados”.

“No hay duda que el talento mexicano existe, pero hay que también apoyar desde que son parte del talento, del semillero, para tener más representantes en el país, no solo en deportes de invierno, sino en todo el deporte en general”, advirtió.

LO APOYAN FAMILIARES Y AMIGOS
Diana Isela Suazo Ayala, madre de Donovan, es maestra en educación física y Noemí Núñez, madre de Gregorio, entrenador de Carrillo, expresaron la alegría de ver al muchacho de nuevo, así como el orgullo de haber visto su participación.

“Estamos muy felices, contentas, satisfechas de todo lo que han trabajado los dos muchachos en equipo”, dijo Diana. “No nos cabe el corazón en el pecho de la emoción.
“Muy contentas, muy contentas por todo lo logrado. Estamos ansiosas por que lleguen, por abrazarlos”, afirmó Noemí.