Contribuyentes se apresuran a cumplir con el pago del predial

Los leoneses forman largas filas para el pago del impuesto predial en las oficinas de la tesorería ubicadas en la presidencia municipal, para mantenerse al corriente, evitar recargos y requerimientos de posibles embargos precautorios.

Los contribuyentes hacen fila primero para entrar a la Casa Municipal para la aplicación de gel alcohol, la medición de temperatura, y luego para hacer fila en círculo hasta llegar a las cajas de cobro del impuesto predial.

Muchos acuden con sus recibos del año pasado, porque los actuales no se los enviaron a sus domicilios. Como en anteriores ocasiones, no saben cuánto les aumentó la tarifa anual, ni cuánto será el descuento por pagar en el mes de enero, o cuánto subió la tarifa mínima, lo sabrán hasta llegar a las cajas de cobro de la tesorería.

Formada en el último lugar de la fila, Laura Barajas, de la colonia Canteritas de Echeveste, dijo que no le llegó el recibo y acudió a pagar el domingo con el del año pasado y que le aumentó de 1,100 pesos a 1400 pesos, sin que le hayan notificado si le hicieron o no un nuevo avalúo de su casa.

El lunes regresó a pagar el predial de su mamá María Raquel, quien vive en la colonia La Brisa. El año pasado pagó 436 pesos, en este año no sabe cuánto le subirá la tarifa porque no le llegó el recibo a su casa.

Tampoco les llegó el recibo a Rafael Bustos, Martín López, Lucía Ramírez, Angelina Muñoz, Leopoldo Rosas, entre otros que iban en la fila para preguntar y pagar su correspondiente impuesto predial.

Los leoneses se caracterizan por cumplir con el pago de impuesto predial en los dos primeros meses de cada año, lo cual representa un beneficio en la recaudación, cuyos recursos económicos se reinvierten en obras públicas y servicios a la ciudadanía.