Confirman muertes en caso call center

Staff
Agencia Reforma

GUADALAJARA, Jalisco.- Los ocho desaparecidos que trabajaban en un presunto call center clandestino en Zapopan fueron asesinados y el Gobierno de Jalisco confirmó ayer que sus restos estaban entre los cadáveres hallados el pasado 31 de mayo en la barranca de Mirador Escondido.
En un comunicado de tres párrafos, el Ejecutivo reportó que las pruebas periciales del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF) habían confirmado ya el multihomicidio de los desaparecidos entre el 20 y el 22 de mayo.
«Las pruebas periciales realizadas por el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses a las víctimas localizadas en la colonia Mirador Escondido confirman que corresponden a los jóvenes que laboraban en un centro de operaciones en Zapopan y que contaban con denuncia de desaparición», detalló.
«Esta información se obtiene luego de practicarse las pruebas periciales a las víctimas localizadas el pasado miércoles 31 de mayo».
El operativo de búsqueda de los desaparecidos llevó a la Fiscalía estatal a una barranca en Mirador Escondido, Zapopan; el corte más reciente, realizado el pasado domingo, señaló que ahí han encontrado 50 bolsas con restos humanos segmentados.
La búsqueda de restos continuará y en ella participan cerca de 200 integrantes de corporaciones de los tres niveles de Gobierno, externo la institución.
Consultada al respecto, la Fiscalía no reveló cuántos de los cuerpos segmentados ha podido completar y cuántos siguen incompletos.
El drama comenzó el 20 de mayo, cuando fue reportada la desaparición de Carlos Benjamín García Cuevas.
El día 22 de mayo desaparecieron Itzel Abigail Valladolid Hernández, su hermano Carlos David, Jesús Alfredo Salazar Ventura, Arturo Robles Corona, Mayra Karina Velázquez Durán, Jorge Miguel Moreno Morales y Juan Antonio Estrada Rivas.
El pasado 1 de junio la Fiscalía estatal había comunicado a las familias que los restos encontrados en la barranca coincidían con los de algunos de los desaparecidos, pero esperarían los dictámenes periciales, lo que finalmente se confirmó ayer.
La Fiscalía no ha informado sobre detenciones por este caso y sólo ha comentado a las familias que una de las líneas de investigación eran los presuntos fraudes telefónicos que se perpetraban en los predios en las que laboraban las ocho víctimas, en La Estancia y Jardines Vallarta.
En los últimos seis años, Jalisco ha registrado 17 casos de desaparición de más de tres personas al mismo tiempo. Se trata de desapariciones múltiples y sólo en lo que va de 2023 ya se han registrado cuatro. La más reciente fue la de los ocho trabajadores de call center en Zapopan.
De acuerdo con registros de Grupo REFORMA y reportes de la Fiscalía estatal, sólo en dos de estos casos las autoridades lograron rescatar con vida a las víctimas.
En otros tres, las víctimas fueron liberadas por quienes se los llevaron, sin que se enjuiciara a los responsables. En otros dos casos, los desaparecidos fueron asesinados. Del resto no se sabe qué fue de ellas y sus familias las siguen buscando.