Concluyó la vida útil del Relleno Sanitario

Urge que el Ayuntamiento de Aguascalientes dé a conocer el plan para reemplazar el Relleno Sanitario de San Nicolás, el cual está prácticamente colapsado y se requiere de un nuevo sitio moderno y tecnificado, no sólo con un sistema de recolección, sino también de separación adecuado, estableció el presidente del Colegio de Ciencias Ambientales, Carlos Armando Romo Rivera.

El especialista comentó que el estado ha crecido tanto, al igual que el sector industrial y urbano, por lo que el actual Relleno Sanitario prácticamente ya llegó a su fin y aunque se sabe que el Municipio de Aguascalientes trabaja en ello y ha comentado que va a crear uno nuevo, es importante que dé a conocer su plan y cuál va a ser la opción de la mano con las autoridades ambientales. “Lo que les debe importar a las autoridades es qué vamos a hacer con este nuevo relleno y cómo lo vamos a solucionar y que sea un relleno sanitario que esté a la vanguardia”.

Enfatizó que al tener Aguascalientes empresas de corte internacional tanto japonesas y alemanas de muy alto nivel, se necesita avanzar con dicho enfoque de buscar que el nuevo relleno sanitario esté tecnificado, el cual incluya no sólo un sistema de recolección, sino un sistema de separación adecuado, además de buscar la manera de bajar los volúmenes de disposición final, lo cual va a ser desde la ciudadanía. “Nosotros creemos que no sólo es un tema del Gobierno, sino de empoderamiento social y con los programas que tiene esta nueva administración municipal que genere estrategias para que se eduque a la gente en reducir tanto el consumo como la disposición final de los residuos”.

Recordó que hace muchos años, el Ayuntamiento de Aguascalientes tenía la Escoba de Oro a nivel Latinoamérica por tener un relleno sanitario ejemplar y en la actualidad ya no lo es, sin embargo se puede solucionar, al buscar los terrenos adecuados, además de buscar la posibilidad de implementar rellenos sanitarios intermunicipales que aligeren la carga al Municipio capital que se hace cargo de todos los residuos del estado, así como de sitios de disposición final donde puedan tirar las industrias sus enormes volúmenes. “No tenemos dónde tirar escombros, por la industria automotriz, se usa mucha fundición, mucha arena sílica y son volúmenes enormes y necesitamos sitios para poderlos disponer y los incentivos para que los privados hagan estos sitios de disposición o que los municipios lo hagan”.