Colocan el implante coclear número 100

Un pequeñito leonés de apenas 5 años se convirtió en el menor número 100 en hacerse su implante coclear en el Hospital de Especialidades Pediátrico de León.

Con esta cirugía que inició a las 10 de la mañana de ayer, el menor se convirtió en el niño número 100 que han podido recuperar su sentido del oído y salir del mundo de silencio en el que vivía.

En entrevista con Gloria Adriana Martínez Macías, otorrinolaringóloga y coordinadora del programa de Implante coclear, declaró que en el mercado un implante de este tipo tiene un costo cercano al medio millón de pesos.

Relató que el programa de este tipo de implantes inició un 3 de septiembre del 2018 con el primer menor intervenido y hasta la fecha ya son 100 pequeñitos atendidos en esta clínica, la cual fue la primera todo el estado en hacer ese tipo de procedimientos y una de las pioneras a nivel nacional.

Explicó que es recomendable que se les pueda hacer este implante a los niños de entre 1 a 5 años que tienen una sordera aguda, pues el implante consiste en dos partes, un implante interno que es de por vida (a menos que la persona tenga un accidente) y también un aparato externo que tiene una vida útil en promedio entre 10 y 15 años.

La estadística en el estado de Guanajuato señala que al año hay 243 casos de sordera, de los cuales, cerca de 48 son candidatos a este tipo de procedimientos y ese es el objetivo del hospital, que en su momento se pueda realizar esos cerca de 50 implantes al año.

Además de los implantes también han colocado 235 prótesis auditivas.

La estadística a nivel mundial indica que 2 de cada mil niños nacidos tiene problemas de audición y la mayoría son causas congénitas, es decir que así nacen.

Los niños que no tengan una cóclea o no tengan un nervio auditivo no son candidatos a esta cirugía.

“Este dispositivo lo que hace es enviar estímulos eléctricos a nervio auditivo para estimularlo y que se pueda llevar hacia el cerebro y el niño pueda escuchar”, explicó.

Las cirugías tienen una duración de una y media a 2 horas y media aproximadamente y los profesionales de la salud que intervienen en diversos momentos de la operación son cerca de 20.

Estos implantes han beneficiado a 100 niños de los cuales algunos son de otros estados de la República como por ejemplo Michoacán, Querétaro, Jalisco, Chihuahua o Veracruz.

El protocolo desde que el menor es identificado con su problema tiene una duración de aproximadamente 2 meses.

El tamiz de los recién nacidos es sumamente importante pues es ahí en donde también se pueden identificar problemas en los menores para ser tratados de inmediato.