Celebran virtualmente el Rosario Viviente

En el marco de la 67 edición del Rosario Viviente de León, que por segundo año consecutivo se conmemoró virtualmente, el exhorto fue a rezar por el estado de Guanajuato, por las familias y por la Iglesia diocesana y a educar a nuestros hijos a ser verdaderos hijos de Dios, rezando el Santo Rosario en familia.

“Quiero hacer una invitación a todas las familias de nuestra Arquidiócesis a que enseñen a sus hijos a ser verdaderos hijos de Dios, que les eduquen el corazón y por eso hoy tiene gran importancia el que recemos el Santo Rosario en familia” exhortó el Arzobispo de León, Alfonso Cortés Contreras quien envió un video mensaje a la grey, pues se encuentra en Roma realizando algunas encomiendas que le fueron encomendadas por el Papa Francisco.
Pero ello no fue impedimento para que el Pastor de esta Iglesia diocesana enviara su bendición y su mensaje destacando la importancia de ser familia de Dios.

“Estamos viviendo tiempos muy particulares que nos han impedido estar reunidos de todas las parroquias, de todas las asociaciones. Pero tiene también su valor el que este año recemos el Santo Rosario desde nuestros hogares. Es un momento muy importante para la vida de la Iglesia donde veneramos a nuestra Madre Santísima y este año queremos tener la experiencia de venerar a nuestro padre San José” manifestó en su mensaje monseñor.
“Quiero invitarlos a que renovemos nuestra conciencia de ser familia de Dios, a que tomemos conciencia de que somos familia y que como familia debemos renovar nuestra fe, debemos renovar las virtudes de la sagrada familia y particularmente en este momento, los padres de familia, educadores de sus hijos deben educarlos como personas deben educarlos también como hijos de Dios”.

Y como sucedió también en el año 2020, la celebración del evento donde tradicionalmente se reúnen unas 30 mil almas cada año en el estadio León, esta vez fue a la distancia, pero unidos, gracias a la magia de las nuevas tecnologías y de la televisión.

En esta edición, también se recordó el Centenario de la fundación de la Legión de María, la hermana Martina García dirigió la Primera Decena dedicada este año a la familia destacando el valor de la generosidad como lo hizo San José y bajo el lema de El Amor Permanece Siempre.

Y también se rememoró el 75 aniversario de la coronación Pontificia de Nuestra Señora del Pueblito, advocación muy arraigada en León gracias a los hermanos franciscanos y a los festejos de la Compañía de Jesús por los 500 años del aniversario de la conversión de San Ignacio de Loyola.