Atrasa el reloj antes de dormir

Hoy se atrasa el reloj una hora antes de irse a dormir, o a más tardar a las 2 de la mañana del domingo para entrar de lleno al nuevo horario de invierno, pero el reloj biológico de cada persona tarda una semana o más en ajustarse o adaptarse en lo físico, mental y emocional.

Así lo expuso el biólogo Fernando Araiza director del Centro de Estudios ambientales y sociales Dr. Alfredo Dugés, quien destacó que el cambio de horario está muy cuestionado, no tiene beneficios para los ciudadanos, las tarifas de electricidad son muy caras, el servicio deficiente, con fallas y apagones en las colonias.

A las grandes empresas si les ha beneficiado entre un 16 y 20 por ciento en ahorro de energía y de sus tarifas, según se ha demostrado en estudios y reconocido por la Comisión Federal de Electricidad, pero a las micro y pequeñas empresas, no tienen ningún beneficio en ahorro de energía eléctrica ni en sus tarifas, indicó.

“Para evitar todo esto, sería mejor tener el horario normal de la naturaleza, no andarlo cambiando por intereses no muy claros de unos cuantos grupitos a nivel global, para evitar toda esta pérdida de tiempo de estabilizarse la gente en el organismo”, indicó.

A la mayoría de las personas, les lleva al menos una semana o más en ajustar o adaptar el reloj biológico, que afecta de manera fisiológica, psicológica, emocional, laboral y en las relaciones con los demás, la gente se estresa, y hasta hay quienes se enferman, si no prevén algún control, lo han comprobado los médicos y autoridades de salud, destacó el biólogo Fernando Araiza.

Lo que podemos hacer para reducir efectos, es prepararnos ya mentalmente para tener una rápida adaptación, no dejar que nos impacte tanto el nuevo horario, sin embargo, mucha gente todavía se despista, sigue en el horario anterior, hasta que poco a poco, se adapta a fuerza, dijo.