Alerta deserción de 5.2 de millones de alumnos

Martha Martínez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Alrededor de 5.2 millones de alumnos de escuelas públicas y privadas de todos los niveles educativos dejaron de matricularse en el ciclo escolar 2020-2021 a causa de la pandemia de Covid-19, advirtió la organización Educación con Rumbo.
Patricia Ganem, coordinadora general de Investigación realizada por la asociación civil indicó que esta cifra convierte a México en el segundo país con mayor deserción escolar, sólo por debajo de Panamá.
Ganem subrayó que a pesar de estas estadísticas, aún no está disponible el sistema de información de la Secretaría de Educación Pública (SEP), por lo que aún no es posible conocer la situación del País para el ciclo escolar 2021-2022.
Detalló que antes de la pandemia, 30 por ciento de los jóvenes menores de 17 años se encontraban sin asistir a la escuela, de ahí que México ya se posicionaba como uno de los países con las tasas de deserción más altas, mismas que aumentaron con la pandemia.
La investigadora dijo que, en términos relativos, Panamá, México, Costa Rica y Bolivia, podrían haber sufrido las mayores pérdidas, con tasas de deserción de 20 por ciento o más.
A nivel nacional, agregó, la Ciudad de México ocupa el primer lugar en abandono escolar, con más de 93 mil alumnos. Le siguen Puebla, Estado de México, Veracruz y Guanajuato.
Precisó que en la CDMX cerraron 670 escuelas, de las cuales 474 eran privadas, principalmente preescolares, aunque también hay algunas primarias y en menor medida secundarias. En el caso del Estado de México, agregó, 158 escuelas cerraron y de ellas 154 eran privadas.
Ganem sostuvo que los hombres fueron los más afectados, ya que 2.8 millones suspendieron sus estudios, principalmente para apoyar a la economía familiar, mientras que 2.5 millones de mujeres dejaron sus estudios para incorporarse a las actividades de la casa.
Señaló que si bien son diversas las causas que generan el abandono escolar, las más importante es la falta de recursos de las familias para afrontar los gastos de la educación y un ejemplo de ello es la incapacidad de muchos alumnos para acceder a una computadora e internet durante la pandemia.
Otras causas, dijo, son la falta de motivación e interés, los problemas de aprendizaje, la reprobación, factores familiares como el embarazo temprano y los sociales, como la lejanía del centro educativo e incluso vivir en zonas con inseguridad.
La especialista indicó que entre las principales consecuencias del abandono escolar se encuentran la pérdida de la calidad del aprendizaje, la reducción de las oportunidades laborales e incluso la delincuencia, el consumo de sustancias tóxicas y problemas de depresión y ansiedad.