Acepta su culpabilidad

Un hombre detenido cuando emprendía la huida, terminó confesando su responsabilidad en el asesinato de una niña de 12 años en un domicilio de la comunidad El Coecillo, en el municipio de Silao; se comprometió a reparar el daño a los familiares de la víctima, renunció a su derecho a inconformarse con la sentencia y aceptó ser condenado a 23 años de prisión por el delito de feminicidio.

El sentenciado es Óscar Francisco N, de 26 años de edad, quien fue detenido cuando abandonaba la finca en que fue consumado el crimen en la comunidad mencionada el sábado 6 de marzo de este año. Era una fina a la que se mudaban la niña ahora occisa y su familia, en la que la menor y el ahora sentenciado, habían quedado mientras el resto de la familia se ausentaba para continuar la mudanza.

Fueron reportes de vecinos sobre una agresión que se escuchaba en el interior del domicilio mencionado y llegaron al mismo tiempo policías preventivos y familiares de la niña, quienes vieron saltar desde un barda a Óscar Francisco N, con sangre en sus manos y con sus tenis ensangrentados.

Imputado del asesinato de la niña, Óscar Francisco N era procesado y permanecía en prisión preventiva, pero aceptó que el caso fuera resuelto en procedimiento abreviado, para lo cual acordó con el Ministerio Público aceptar su condena sin audiencia de juicio y esa autoridad solicitó que el caso fuera sentenciado en procedimiento abreviado. Esa sentencia fue dada a conocer este jueves por la Fiscalía General del Estado.