A la alza el termómetro

En lo que va de la temporada, los paramédicos municipales han atendido cinco casos de golpes de calor y el personal de Protección Civil dos por semana. José Gabino Vázquez Vega, coordinador municipal de PC, señaló que para la tercera ola de calor, que inició con la semana, se proyectan temperaturas que van de los 35 a los 40 grados centígrados.
El Sistema Meteorológico Nacional ha alertado sobre la presencia de esta nueva ola de calor, lo que ha llevado a las autoridades a intensificar sus esfuerzos para prevenir incidentes relacionados con las altas temperaturas.
Vázquez Vega subrayó la importancia de tomar medidas preventivas para evitar complicaciones graves. «Es crucial que la población evite la exposición al sol durante las horas de mayor intensidad, que son de 11 de la mañana a 5 de la tarde. Además, deben mantenerse hidratados y utilizar sombrillas, sombreros, paraguas y protector solar», indicó.
De lo contrario las consecuencias pueden ser severas. La exposición prolongada al sol y la falta de hidratación pueden provocar un aumento peligroso de la temperatura corporal, por encima de los 39 grados y causar síntomas como somnolencia, inconsciencia y convulsiones. Las personas más vulnerables son los niños y los ancianos, quienes deben ser vigilados de cerca.
En casos de emergencias, Vázquez Vega recordó a la población activar el servicio médico de emergencia llamando al 911, al 072 o a los números directos de la coordinación: 449-970-4053 y 449-918-2811.
También destacó la importancia de acudir al médico ante cualquier síntoma menor para evitar complicaciones adicionales, como infecciones gastrointestinales, que pueden agravarse con el calor extremo.
Hasta ahora, los casos atendidos han sido relativamente menores y no han requerido traslados urgentes a hospitales.